El 28 de diciembre de 2022 se aprobó en el Consejo de Ministros el Real Decreto-ley 20/2022, de 27 de diciembre, de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania y de apoyo a la reconstrucción de la isla de La Palma y a otras situaciones de vulnerabilidad, el cual se ha publicado en el BOE.

Entre las medidas que se han adoptado, destacamos la moratoria de las pérdidas contables. Concretamente, se prorroga la medida excepcional prevista en el artículo 13 de la Ley 3/2020, de 18 de septiembre en el siguiente sentido:

«A los solos efectos de determinar la concurrencia de la causa de disolución prevista en el artículo 363.1.e) del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, no se tomarán en consideración las pérdidas de los ejercicios 2020 y 2021 hasta el cierre del ejercicio que se inicie en el año 2024. Si, excluidas las pérdidas de los años 2020 y 2021 en los términos señalados en el apartado anterior, en el resultado del ejercicio 2022, 2023 o 2024 se apreciaran pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, deberá convocarse por los administradores o podrá solicitarse por cualquier socio en el plazo de dos meses a contar desde el cierre del ejercicio conforme al artículo 365 de la citada Ley, la celebración de Junta para proceder a la disolución de la sociedad, a no ser que se aumente o reduzca el capital en la medida suficiente.»

La prórroga de la moratoria contable es una medida importante para ayudar a las empresas a superar los efectos económicos adversos causados por la pandemia. Al permitir que las pérdidas sufridas en los ejercicios 2020 y 2021 no se tengan en cuenta para determinar la causa de disolución de una sociedad de capital, las empresas tienen más tiempo para recuperarse y mantenerse a flote sin temor a ser disueltas. Esta prórroga también ayuda a fomentar la estabilidad económica y a proteger los intereses de los trabajadores y los accionistas.